“La teoría de Marx del proceso histórico abraza la historia total del hombre socialmente organizado. Pero en épocas de relativo equilibrio social, la dependencia de las ideas de los intereses de clase y del sistema de propiedad permanece enmascarado. La alta escuela del marxismo está formada en las épocas de revolución, cuando la lucha de clases que emerge del sistema de propiedad toma el carácter de guerra civil abierta y cuando los sistemas estatales, legales y filosóficos aparecen al descubierto como órganos subsidiarios de clase. La teoría del marxismo fue formulada en una época prerrevolucionaria, cuando las clases buscaban una nueva orientación, y tomó formas finalmente entre las experiencias de la revolución y contrarrevolución, en 1848 y años subsiguientes. Kautski no vivió esta indispensable experiencia revolucionaria. Recibió el marxismo como un sistema terminado y lo popularizó como un maestro del socialismo cientifico. El florecimiento de su actividad ocurrió en la profunda sima que va desde la derrota de la Comuna de París a la revolución rusa. (…) Kautski defendió incansablemente el carácter revolucionario de la doctrina de Marx y Engels, aunque incluso en este aspecto la iniciativa en la repulsa de los intentos de los revisionistas partía usualmente no de él sino de elementos más decididos (Rosa Luxemburg, Plejanov y Parvus). Pero politicamente Kautski se había reconciliado totalmente con la socialdemocracia tal como ésta se había desarrollado y no se percató de su carácter profundamente oportunista ni respondió positivamente a los intentos de dar mayor firmeza a las tácticas del partido” (Trotsky, War and Revolution, vol. 1, 18 de marzo de 1919. 24 de abril de 1922) [Leon Trotski, Perfiles Politicos, 1981]

Chiudi il menu